jueves, 13 de mayo de 2010

Del cuaderno a la Red sin red. El hachazo del rechazo

Ay, el rechazo
el hachazo
del rechazo
cuántos malheridos
que entonan el himno
del victimismo
y la autocompasión
y ejercen como un faraón
el derecho del rechazo
otra cosa es
que me rechacen
a mí
por favor
cómo puede ser
cómo no me quiere
querer
cómo no me puede
admirar
qué risa me da
es que me parto
a cachos
todos cagados
por el rechazo
y rechazando
sin tregua ni compasión
cuánto ego herido
partido
y vengativo
que nunca pidió perdón
paralizados
por si acaso
lo que hacen
lo que dicen
lo que cagan
otros lo rechazan
así puedo evitar
hacerlo
decirlo
cagarlo
cagarla
no vaya a ser
que me guste
el rechazo
qué poder
poder
rechazar
a cambio me someto
a las apuestas
de la opinión ajena
para volar
no se necesitan alas
sólo mirarse al espejo
y elevarse
sobre la marea
de la adicción
al hachazo del rechazo
8 de mayo de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario