sábado, 8 de mayo de 2010

Del cuaderno a la Red sin red. Camino en la noche.

El tiempo es oscuro
como el vuelo de una mosca
y el camino se pliega
para mí
sobre sí
mismo.
Hay un vergel
detrás de aquella roca
donde calienta la luna
la danza de las brujas.
Hablan los gatos
en su lengua secreta
recitan leyendas
que nunca entenderás.
Sopla el futuro
sobre la fauna perdida.
Te arrullo con mis ojos
y te pierdo entre las nubes.
El aire da la vuelta
y me escondo en el viento.
Ruge el silencio
por la esperanza perdida.
Tu inocencia
se ahogó en el incendio.
Las flores son conos encendidos
donde liban las avispas
para picar a la miel.
La gran madre abeja
quiere abandonar su reino.
La historia rebota
contra el eco absurdo
de la contienda.
Me abrazan los pináculos
y me rechaza la sangre.
Canta la tormenta
un ulular de búho
la cuerda se retuerce
y el camino es ahora
una serpiente
suave como tu espalda
lenta como tu desprecio.
Me llaman los recuerdos.
Estoy sorda
a sus preguntas.
La respuesta navega
en un velero desvelado.
Se apagan los fuegos primitivos
las venas se erizan
en invierno
y tu cabello flota
en la distancia.
Promesa del pasado
rota bajo el acero
de la desilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario