martes, 23 de febrero de 2010

Pequeños apuntes personales

El cambio, lo único que permanece.
Pues qué barbaridad. Porque empezar a cambiar es un no parar. Todo empieza a acelerarse y ya no me reconozco ni en la que era hace dos semanas. Bueno, no exageremos, hace dos meses.
Es curioso, porque la mayoría de la gente a mi alrededor no nota nada, pero yo les veo completamente diferentes. Procuro tratarles como si todo siguiera igual, o más bien les sigo la corriente hasta donde puedo, para no descolocarlos demasiado.
Y, a todo esto, yo, con tantas ganas de escribir, y de salto en salto no he conseguido sentarme a hilar una línea.
Hace nada que me me iba a esquiar a Andorra, y ya estoy a punto de viajar a Galicia unos días. Y, entre medias, mucho de casa al trabajo y del trabajo a casa, pero todo vivido con una intensidad como si fuera una aventura, porque cada día me encontraba con algo nuevo que, sí, se parecía mucho a lo del día anterior, pero no tenía nada que ver.
Dado que, objetivamente, nada fuera de mí había cambiado, la que debía de haber cambiado era yo. Pero, como? en qué?
Echo la vista a atrás para compararme y las diferencias son tan abismales que me da vértigo, pero cada vez me reconozco más como yo misma, como si ahora estuviera cambiando para volver a ser yo, y quien he estado siendo antes fuera alguien extraño a mí.
A estas alturas, ya supongo, algunos ya habréis pensado que he enloquecido ya del todo. Puede ser, aunque esta forma de estar loca no me hace sufrir como otras formas de estar en la vida que he conocido antes.
Seguiremos informando.

1 comentario:

  1. Loca, no estás. Quizá poco cuerda, o con poca cuerda, depende de como se mire. De todos modos, tú aprecias los cambios, o a lo mejor es lo que quieres, que haya cambios. Se podría decir que la vida es muy sencilla o muy complicada, eso depende de como cada uno la viva. Lo importante es eso, vivirla: carpe diem, y santas pascuas.
    Me parece agotadora la capacidad que teneis muchas personas de mi entorno para buscar hasta el más mínimo detalle al que darle vueltas en la cabeza. Debe ser que yo soy como más lineal, por decirlo de alguna manera, y no tan "espiral" como vosotros. Cada uno con lo suyo, y todos, en la medida que se pueda, en paz y armonía.

    Hala, ahí queda eso.

    ResponderEliminar